jueves, 8 de agosto de 2013

Décima de los amaneceres

Amaneces en mi pecho 
con horizonte de rosas 
entre nubes vaporosas 
que mis ardores han hecho. 
No tiene el cielo derecho 
a disputar tu hermosura, 
ni cuando la noche oscura 
lo llena de estrellas blancas; 
con tu belleza me arrancas 
arreboles de la hondura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario