martes, 20 de agosto de 2013

Aliento de verdad

Tú y yo despreciamos la arrogancia 
y nos amamos con el corazón sencillo; 
nuestro espíritu es tributario 
de un aliento de verdad 
que nos hace felices y libres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario