miércoles, 31 de julio de 2013

Los que no se saben preciar

¡Qué poco saben los hombres
que no se saben preciar
de buen amor
pues, aunque un tanto te asombres,
puedo decirte que amar
no da valor!
Amor es una alta ofrenda
puesto que al otro obsequiamos
sin servilismo,
no parte de nuestra hacienda,
ni cosas que despreciamos
sino uno mismo.

La libertad no se mata
pues, aunque del otro dueños,
los amadores
no sienten cosa más grata
que ver cumplidos los sueños
de sus amores.
¡Qué torpemente ama el ser
que no se siente valioso
a su trofeo
pues para poder valer,
para sentirse orgulloso
lo hace su reo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario