martes, 16 de julio de 2013

En la proximidad del bien

Cuando mi corazón encuentra el bien, 
ya no desea otra cosa; 
se deja llevar, lleno de júbilo, 
como el firmamento al llegar la aurora, 
como los campos al llegar la primavera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario