jueves, 11 de julio de 2013

Codicia

No quiero mis manos llenas 
pero mi corazón vacío 
porque la codicia oculte a mi frente,
con su desprecio a la vida, 
cuánta felicidad 
me ha regalado el destino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario