sábado, 29 de junio de 2013

El amor

Acostumbrado a vivir 
solo para mí, 
encerrado en el cerco 
de mis propias fantasías, 
no sabía que el amor existía 
y que era lo más fascinante 
que nos topamos en el mundo. 
Ahora que soy libre, 
quiero que, en mi corazón, 
no quede un solo hueco sin llenar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario