sábado, 27 de abril de 2013

Por qué quieres marcharte

¿Por qué quieres marcharte, amiga, 
si eres mi amada niña 
y no ansío más que tu bien? 
¿Por qué quieres marcharte, amiga, 
si este amor puro y eterno 
que jamás se acabará 
está en mis venas tan vivo 
que estoy muriendo por ti? 
¿Por qué quieres marcharte, amiga, 
si, en el universo, no hay nadie 
que por ti sienta un afecto 
con la magnitud del mío 
y, cuando tu pecho me olvide, 
para siempre, habrás perdido 
la felicidad que para ti anhelo? 
¿Por qué quieres marcharte, amiga, 
si mi corazón no tiene 
alambradas para ti 
y sus puertas te abre, francas, 
pues eres tú 
lo que más ama en este mundo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario