viernes, 29 de marzo de 2013

Tu sublime boca

Isi, tu boca es dulce como el azúcar, 
es una fruta deleitosa y buena. 
Tu boca, Isi, es de espuma de mar, 
tentación que una ola de miel trae. 
Isi, tu boca es un ensueño, una quimera, 
una utopía realizada 
sobre mi corazón sediento. 
Tu boca, Isi, es un abismo 
en el centro del Universo 
y mi pecho, encandilado, 
en ella, se precipita, atrapado en el goce. 
Isi, tu boca, es más hermosa 
que todas las flores del mundo; 
son más bellos tus labios 
que los pétalos de una orquídea 
y el sol parece que, al alba, sale 
solo para iluminarlos.  
Tu boca, Isi, me desnuda el alma 
porque es franca y sencilla 
y es una espada de amor puro 
que me atraviesa el corazón. 
Isi, tu boca me martiriza, 
pues son tus labios navajas 
que sajan de puro hermosos. 
Tu boca, Isi, sonrosada y fresca, 
es el fundamento de mi existencia 
la raíz que va ahondando 
a través de mi llagada entraña. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario