viernes, 29 de marzo de 2013

Todavía a veces

En este camino corto y duro 
todavía doy algunos pasos 
sobre el abismo, 
desiertas mis manos, 
sintiendo en el alma una terrible sed, 
lejos de la cálida luz de mis semejantes. 
Todavía hoy siento 
que el mundo me condena a muerte 
en lo secreto de su corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario