sábado, 30 de marzo de 2013

No me lo digas

Si no me amas, si no sientes 
heridas de muerte en tu corazón, 
si la llaga del más dulce sufrimiento 
no castiga duramente tu pecho, 
no me lo digas, niña, ocúltalo, 
escucha en silencio todos mis versos, 
porque te quiero tan hondo 
y tanto has arraigado en mi esencia 
que la voz de mi pasión 
inflamará también tu alma. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario