viernes, 29 de marzo de 2013

Melancolía

¿Por qué, si la felicidad anega mi pecho, 
traída por las delicias del amor 
para que viva la primavera, 
por qué, si mi corazón es leal a sí mismo 
y no se inclina hacia el costado del mal, 
por qué, si gozo de los privilegios 
que la injusticia arrebata a los pobres, 
siento ahora el dolor, amargo y hondo, 
del vacío que puebla esta hora sin nombre? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario