jueves, 21 de febrero de 2013

Mi amor por ti

Foto: www.daylightlab.com
Por ti, mujer mía, se manifiesta 
la belleza del mundo a mi alma
y la excelencia de mi especie; 
por ti, hay un Edén en mi pecho; 
por ti, Isabela, 
mi corazón ha encontrado 
el más ansiado puerto; 
por ti, se hizo fuego mi entraña; 
por ti, se ha llenado el tiempo 
de luz y de esperanza; 
por ti, aspiro al bien, 
que guía todos mis pasos; 
por ti, dulzura amada, 
el destino de amor de mi aliento 
encontró su camino 
para que yo no perdiera la vida. 
Has colmado de delicias mis días, 
has traído las mayores riquezas, 
has cimentado mi felicidad 
y arrancado mi sombría amargura. 
Pero otra mujer, 
de la misma manera que tú, 
podría haberme dado todo esto; 
no eras imprescindible, 
solo el azar te eligió. 
Y, sin embargo, Isabela, 
aun si, por amarte, 
todo lo perdiera 
y volviera a la oscura agonía 
de mis años de juventud, 
yo te entregaría este hondo afecto 
de la misma manera que ahora 
pues tu realidad es
el desvelo de mi voluntad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario