jueves, 28 de febrero de 2013

Aire y luz esparces

Foto: autor desconocido
Aire y luz, amada, esparces 
por las venas de mi cuerpo; 
llevas mares de alegría 
a la hondura de mi pecho, 
y su llaga fría curas, 
llaga doliente del miedo. 
Eres la radiante meta 
donde la dicha me encuentro, 
la resurrección afable 
tras haber estado muerto 
en el reino del horror, 
la soledad y el tormento. 
Esta dulce primavera 
donde florece el momento 
y la inquietud del mañana 
me la arrebatan tus vientos, 
es cuanto yo esperaría 
de la existencia en el Cielo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario