miércoles, 23 de enero de 2013

El camino más largo

Cuadro: Gómez de Pablos
Tu aliento, sofocado, se estremece 
bajo el yugo del deseo 
y mis manos se van llenando 
de mariposas de azúcar 
al roce de tu debilidad. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Galopemos en caballos 
de lomos de mermelada 
mientras, de las sábanas, brotan 
dulzuras rezumadas 
como rojos atardeceres. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

No hay luz bastante en la alcoba 
para mis ojos, cegados por tu esplendor; 
voy escarbando, con esfuerzo, en mi tiniebla 
buscando la llama viva 
que nos fundirá en uno. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Cierran sus puertas, nuestros pechos, 
esta noche, a la piedad 
para que uno al otro nos robemos 
y hagamos nuestro, con descaro, 
lo que más nos despierte el deseo. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Nuestros cuerpos, tan juntos, 
chocan sin acabar de encontrarse; 
se anhelan, ansiosos, y entregan 
como si buscaran el ser 
y un océano los separara. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario