domingo, 27 de enero de 2013

El abrazo de anoche

carolinatorresmartinez.blogspot.com
El abrazo que anoche nos dimos, 
despojados de nuestra ropa, 
que, víctima de nuestro desdén, yacía 
humillada en el suelo vil, 
olvidada por nuestra piel, 
deslumbró nuestros corazones. 
Nuestras manos acariciaban 
como un oleaje de inocente deseo 
y eran como hojas caídas de otoño 
que se posaban en nuestros cuerpos 
dejándolos llenos 
de esperanzas de primavera. 
Y quiso la pasión 
que no se soltara el nudo 
de nuestros brazos enamorados 
hasta que, exhaustos de placer, 
caímos sobre las sábanas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario