viernes, 25 de enero de 2013

Ansío tu presencia

Foto: elblogdelcapi.wordpress.com
El tiempo avanza, vacío, 
heladas, las horas pasan, 
las noches, negras, arrasan 
con negrura, el pecho mío. 

Tu amada presencia ansío; 
anhelo el dulce embeleso, 
el roce de miel, el beso 
para mi aliento sombrío. 

En este silencio leso 
en que me deja tu ausencia, 
el puñal de la impaciencia 
me hiere, frío y avieso. 

No hallo remedio que venza 
el cruel dolor de esta espera; 
coger tu mano quisiera, 
abrazarte con urgencia; 

quiero recibirte, entera, 
en tu boca dibujar 
mi alma, vasta como el mar, 
para hacerte mi ribera; 

quiero mi aliento volcar 
en tu regazo añorado 
y tu cuerpo delicado 
dulcemente acariciar. 

Eres mi sueño dorado; 
ven a mí, no te demores 
pues de ti brotan las flores 
en mi solitario prado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario