jueves, 31 de enero de 2013

El amor

Foto: mil-imagenes.blogspot.com 
Mi voz no es amor 
porque no expresa la miel 
de tus labios de rosa, 
ni la gracia infantil 
de tu mirada inocente, 
ni la sencillez de tu alma, 
bondadosa y blanca. 
Mis brazos no son amor 
porque, cuando rodeo con ellos 
tu delicado cuerpo 
besando tu boca y tu frente, 
no halla descanso mi pecho 
en sus ansias de ti 
y te sigue buscando 
con delirante impaciencia 
en el quimérico brillo de tus ojos. 
Mi corazón no es amor 
porque, desesperado, te anhela 
y, apenas te presiente, se inflama 
para acogerte y darte aposento 
pero tanto bien no le cabe 
y solo se queda 
con  tu perfume de sal. 
Es amor 
el sol de esta mañana 
porque tu entera hermosura 
manifiesta a mis ojos; 
es amor 
el aire que respiramos, 
el cantar alegre de los pájaros, 
las flores que estos caminos invaden, 
la belleza eterna del mundo; 
es amor 
el poder de la naturaleza, 
que te ha hecho 
la más dulce de las mujeres. 
Pero mi voz no es amor, 
ni mis brazos, ni mi corazón; 
no soy el dueño 
de este inmenso amor que me inspiras; 
yo no soy más que su jubiloso objeto. 

miércoles, 30 de enero de 2013

El afecto que te reservo

Foto: luisa-guerra.bligoo.com 
El afecto que te reservo 
no te lo entrego 
en dosis moderadas 
y escrupulosamente medidas 
para exigirte su pago; 
contigo, mi niña, 
que eres la dulce luz de mi vida, 
no persigo el interés. 
Por más años que pasen, 
sepultando, sin piedad, 
el brío de mi sangre 
y convirtiendo el recuerdo 
de nuestro primer encuentro 
en una vaga ensoñación 
sedimentada en la memoria, 
te seguiré amando 
con esta fe sin límite 
pues rendirte a ti ese tributo 
es más dulce para mí 
que recibir el obsequio más alto. 

martes, 29 de enero de 2013

Décima de la paloma libre

Foto: mundofotos.net 
Volando está mi paloma 
lejos de mi pecho amante 
su corazón va delante 
y mi alma su estela toma; 
no quiere jaula ni doma, 
que el aire y la libertad 
aguijan su voluntad; 
lleva a mi paloma el viento 
pero templa mi tormento 
que su amor es de verdad. 

Te quiero

Foto: yamilemateo.blogspot.com 
No es el goce de mi cuerpo 
el motor que hacia ti 
a mi pecho empuja, 
mezquina idolatría 
de unos tiempos de barbarie y necedad, 
sino esta herida de hermano 
que en mi entraña sangra, 
este fuego de afán 
hacia un alma tan buena, 
esta dulce fe, 
que da hambre a mis manos 
de coger las tuyas, 
de tocar tu cara, 
de rozar, acaso, tus parcos senos de niña 
 buscando en tu corazón 
habitación para el mío. 
No, Isabela, tú no eres la mercancía 
de mis goces avaros 
sino el espejo 
de mi esencia más honda
pues, en ti, que eres 
manantial de hermosura y nobleza,  
tributo la reverencia 
que mi sangre debe a mi especie. 

lunes, 28 de enero de 2013

Eres ligera

Foto: juanramonmendez.blogspot.com
Mi sangre te reconoce, Isabela, 
y mi corazón te abarca 
con la facilidad apacible 
con que el sol absorbe el rocío 
una mañana de abril. 
Eres ligera a mi pecho 
como una semilla que arrastra 
una brisa del estío. 
No eres yugo sino alas 
para mi espíritu libre, 
que, saboreando la miel 
de tu ternura de niña, 
vuela alegre a donde halla 
cuanto en sí ha echado en falta. 

El tiempo no es puñal

Foto: blogardulceblogar.com
Isabela, nuestro afecto 
es torrente caudaloso 
que fluye sin detenerse, 
incesante e impetuoso. 
El transcurso de los días 
no borra tu dulce rostro 
de mi corazón ardiente, 
tu hermosa luz no erosiono 
con espadas de rutina 
ni tu ternura es despojo 
de la costumbre insidiosa 
para mi pecho amoroso 
pues el tiempo no es puñal 
sino una espuela de oro 
para la fe que me alienta 
a quererte de este modo. 
Y, aunque mi amor ya rebasa 
lo que aguanta un pecho solo, 
no pasa ninguna hora 
sin que se agrande otro poco. 

domingo, 27 de enero de 2013

Preocupación


El desasosiego con que me hiere 
tu inquietante tardanza, 
sombrío como una plegaria, 
colores tiene de presagio, 
y viene con agorera bruma 
que invade, viscosa y húmeda, 
como un escalofrío, 
mi espíritu atormentado. 
Horas son estas 
de desvarío y miedo 
que parece que fluyan 
hacia un abismo próximo. 
Mi corazón cae, 
abatido por la ansiedad; 
tanto teme que te vayas 
con esta oscuridad 
que, por liberarse de esta angustia, 
ya abraza, en lúgubre anticipo, 
el triste recuerdo del que viviría. 
Pero vuelva la esperanza y el amor 
a incendiar mi pecho, 
traiga la ilusión 
flores de primavera a este invierno, 
pues mi pasión es tan fuerte, amada, 
mi boca desea tanto la tuya 
que nunca te perderé. 

El abrazo de anoche

carolinatorresmartinez.blogspot.com
El abrazo que anoche nos dimos, 
despojados de nuestra ropa, 
que, víctima de nuestro desdén, yacía 
humillada en el suelo vil, 
olvidada por nuestra piel, 
deslumbró nuestros corazones. 
Nuestras manos acariciaban 
como un oleaje de inocente deseo 
y eran como hojas caídas de otoño 
que se posaban en nuestros cuerpos 
dejándolos llenos 
de esperanzas de primavera. 
Y quiso la pasión 
que no se soltara el nudo 
de nuestros brazos enamorados 
hasta que, exhaustos de placer, 
caímos sobre las sábanas. 

sábado, 26 de enero de 2013

Tu desnudez

Foto: Desnudo. Mª Ángeles Eris
Recorren tu desnudez mis ojos 
haciéndome palpitar 
el pecho, enternecido, 
cuando, con lentitud, en la alcoba 
te vas despojando 
de las incómodas prendas. 
Tu blancura me subyuga 
y tu oscuridad me hiere 
con espadas de canela 
mientras, mirándote, vivo 
mil muertes de la razón. 
Tu cuerpo es extenso y eterno, 
como la órbita de los planetas 
y cada centímetro esconde 
océanos de vastedad. 
Quiero abarcar y no puedo 
en mi espíritu conmocionado 
la miel que te conforma; 
mirándote, mi deseo crece 
pero tan hermoso es cuanto veo 
que no te alcanzo. 

viernes, 25 de enero de 2013

Ansío tu presencia

Foto: elblogdelcapi.wordpress.com
El tiempo avanza, vacío, 
heladas, las horas pasan, 
las noches, negras, arrasan 
con negrura, el pecho mío. 

Tu amada presencia ansío; 
anhelo el dulce embeleso, 
el roce de miel, el beso 
para mi aliento sombrío. 

En este silencio leso 
en que me deja tu ausencia, 
el puñal de la impaciencia 
me hiere, frío y avieso. 

No hallo remedio que venza 
el cruel dolor de esta espera; 
coger tu mano quisiera, 
abrazarte con urgencia; 

quiero recibirte, entera, 
en tu boca dibujar 
mi alma, vasta como el mar, 
para hacerte mi ribera; 

quiero mi aliento volcar 
en tu regazo añorado 
y tu cuerpo delicado 
dulcemente acariciar. 

Eres mi sueño dorado; 
ven a mí, no te demores 
pues de ti brotan las flores 
en mi solitario prado. 

Recodos del tiempo

Foto: inma.jazztk.com
¿Por qué amanecerá el mismo sol 
para el último día 
que para uno cualquiera? 
¿Por qué la mano del dolor 
es la misma que la del sosiego? 
¿Por qué nos mata el alma 
el mismo mundo en el que dormita, 
confiada, 
apenas un segundo antes? 
Amarga hiel trae la vida 
en los recodos del tiempo 
y viene con la misma brisa 
que nos hizo agradable el camino. 
Aguardo su llegada, 
con sombría inquietud, 
¿por qué no viene...? 

jueves, 24 de enero de 2013

No sabría decir

Foto: tumblr.com
Yo no sabría decir 
por qué mis entrañas lamentan 
en esta hora sombría 
mi condición miserable; 
por qué este día de sol 
la bruma habita mi alma. 

Yo no sabría decir 
por qué la amargura me aplasta, 
por qué me hiere tan hondo 
mi extrema insignificancia 
y llora mi corazón, ahogado, 
el dolor de no ser nada. 

Yo no sabría decir 
por qué mi ruin alma de barro 
mira en el fondo del cielo, 
más allá de las estrellas, 
añorando la grandeza 
si soy pequeño y mezquino . 

Yo no sabría decir 
por qué contra mí me revuelvo 
con esta opaca melancolía 
pero, si ahora vienes a verme, 
dejará mi pecho de envidiar 
la inmensidad del Universo. 

Palabras

Foto: nattivos.com
Si una caricia no quieres 
ni un abrazo cálido y fuerte 
sino palabras precisas y escuetas, 
¿cómo te expresaré cuánto te amo? 
¿Cómo te amará mi boca ahora 
si no la dejas que te bese? 

¿Diré que, si es ley que los hombres 
se muevan por los intereses 
y, solo para recibir, abran su mano, 
mi amor no es de hombre, 
sino de un ser de otro mundo 
que ama sin límite ni ley? 

¿Diré que te quiero tanto 
y que eres tan noble y alta 
y que has llegado tan hondo en mi pecho 
que aunque respire y tenga hambre y sed 
tú eres mi aire y mi alimento 
y lo único que puede saciarme? 

¿Diré que fui un esclavo del miedo, 
de la soledad y el odio; 
que mis días en el mundo fueron amargos 
hasta que tu blanca y bondadosa mano 
aflojó el nudo de mi corazón 
y me hizo libre bajo el cielo? 

¿Diré que no hay tanta agua en el mar 
como añoranza había en mi alma; 
que creía firmemente 
que este mundo no era más que un vil suplicio 
y, cuando arribaste a mi pecho, 
mi camino sembraste de primaveras de infancia? 

Las palabras no quieren, Isabela; 
fantasías son de la razón, en las que sopla 
una brisa tibia de trivialidad e indolencia, 
pero diré que la fuerza de un universo no bastaría 
para arrancarme de tu lado 
pues no habrá un final para este amor tan puro. 

miércoles, 23 de enero de 2013

El camino más largo

Cuadro: Gómez de Pablos
Tu aliento, sofocado, se estremece 
bajo el yugo del deseo 
y mis manos se van llenando 
de mariposas de azúcar 
al roce de tu debilidad. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Galopemos en caballos 
de lomos de mermelada 
mientras, de las sábanas, brotan 
dulzuras rezumadas 
como rojos atardeceres. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

No hay luz bastante en la alcoba 
para mis ojos, cegados por tu esplendor; 
voy escarbando, con esfuerzo, en mi tiniebla 
buscando la llama viva 
que nos fundirá en uno. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Cierran sus puertas, nuestros pechos, 
esta noche, a la piedad 
para que uno al otro nos robemos 
y hagamos nuestro, con descaro, 
lo que más nos despierte el deseo. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

Nuestros cuerpos, tan juntos, 
chocan sin acabar de encontrarse; 
se anhelan, ansiosos, y entregan 
como si buscaran el ser 
y un océano los separara. 
Avancemos esta noche 
por el camino más largo 
hasta la luz y la miel. 

martes, 22 de enero de 2013

Cada día

Foto: tiempodenada.wordpress.com

No debo el merecerte
a ninguna cosa de la que me estime
pues el más fastuoso de los hombres puede
ser un despojo para tu corazón.
No es posible pagar la dulzura de tu afecto
con algo que no sea
este amor tan hondo que has obrado en mí.
Nunca te daré, mi noble esposa,
la moneda ruin de la rutina;
conservaré tu corazón humildemente
con el amor más verdadero
que extraeré, cada día,
del fondo de mi pecho.

El fiasco de mi editorial


Quieren los hombres loarse 
de haber publicado un libro 
pero humillante es caer 
en el anzuelo de un timo. 
Este escritor, pobre hombre, 
queridos señores y amigos, 
publicando como nadie, 
es el tonto más mezquino. 
La editorial de un mafioso, 
el ladronzuelo más fino, 
publicaba a todo el mundo, 
un prodigio nunca visto, 
y yo quise aprovecharme 
pero ellos fueron más listos. 
Para pagar gastos varios, 
me sacaron mis ahorrillos 
y, aunque pasaron los meses, 
no me daban beneficios. 
Su director depravado, 
hombre de perverso oficio, 
mentía como un bellaco 
con descaro y desatino; 
nunca hubo mentiroso 
que mintiera tan tranquilo. 
Cuando vi que el engañador 
ya se ufanaba conmigo 
y, con poco disimulo, 
me trataba de borrico, 
caí en la cuenta de todo 
y la vergüenza me vino. 
Un intelectual de nota, 
sean ustedes testigos, 
quise ser para este mundo 
pero no soy más que un primo, 
un tonto de capirote 
sin cabeza ni sentido, 
zoquete con pocas luces, 
bobo de los que hacen ricos 
a malvados timadores, 
envenenados e inicuos. 
Por acuerdo de ambas partes, 
el contrato se deshizo 
pero, para despedirse, 
este mal hombre me dijo 
que malcrianza había visto 
en mi talante y carácter; 
con semejante individuo, 
muy mal asunto es guardar 
el protocolo debido. 
Editados tengo ahora 
de nuevo mis manuscritos; 
señores, si son amables, 
aunque sean de un cretino, 
compren en papel mis libros, 
para que en su casa estén 
en su entero cuerpo físico; 
no me hace ganar dinero, 
por vocación yo lo pido, 
su precio es solo el de coste 
junto a los gastos de envío. 
Y, si no tienen dinero 
para comprar mis escritos 
en formato de papel, 
lean ustedes gratuitos 
los pe de efe de todos 
que, por dinero, no escribo 
sino porque soy artista 
y la perfección persigo. 

jueves, 17 de enero de 2013

Tu vastedad

Foto: unlugarparami-noelia.blogspot.com
Tu vastedad es escenario 
de la libertad de mi espíritu. 
Amada, toda la ternura 
que respirar precisa mi alma sola 
la va a buscar 
en los brazos que me tiendes 
y en la mano que me das 
esta tarde tan llena de luz 
y es tan profunda su codicia 
al hallar en ti tan gran tesoro 
que, por abarcarte entera, 
desbordando está de amor. 

No puedo salvar al hombre

Foto: conelpapa.com
No todo hombre o mujer 
entra en mi corazón; 
no es cálido mi aliento 
para cualquier pecho; 
 no cualquiera es mi hermano; 
no sé redimir en mi alma 
a esta triste Humanidad. 
No puedo atravesar 
caminos condenados; 
la mano no tiendo 
al ser envilecido y arrogante; 
la iniquidad lo aleja de mí. 
De mi racimo de amigos, 
no más de cuatro 
son luz en mi sendero; 
¿qué será entonces para mí 
quien abate un niño 
por un indecente interés? 
No más que humo y escoria, 
polvo de los tiempos, 
ínfimo espíritu 
habitante del estiércol 
que me resbala por dentro 
como savia venenosa. 
Pero tú, mi noble amada, 
has encontrado todas mis puertas 
y has hecho un pozo en mi tórax 
tan hondo como mi ser 
para que solo respire de ti. 

miércoles, 16 de enero de 2013

La chispa de mi vida

Foto: tartarux.com
La chispa de mi vida 
no es la Coca-Cola 
ni la verdad de mi corazón, 
los helados de chocolate; 
la razón de mi orgullo 
no es un todoterreno 
ni osaría jactarme, 
lleno de egolatría, 
de mi apurado perfecto, 
obra de Gillette Fusion. 
No he robado a mi espíritu 
su poderoso sentido   
ni me entrego a los ídolos 
de las satisfacciones triviales; 
solo tu amor sencillo y bueno 
ilumina mi vida; 
más allá, solo está el invierno. 

Frente al espíritu del tiempo

Foto: epidemias5second.blogspot.com
¿Qué nos importa, amor mío, 
el espíritu de este tiempo de rapiña? 
En nuestros dos corazones 
encuentra refugio 
cuanto amor ha despreciado el mundo. 
Amamos sin usura, 
sin ardides engañosos, 
nunca el cinismo contaminará nuestros besos. 
Nos conduce una inocente ternura 
y la sencilla bondad guía nuestra voluntad. 
En estos días de trivialidad y egoísmo, 
nosotros robamos a la vida sus secretos. 

martes, 15 de enero de 2013

Días de tristeza

Foto: aumentandoautoestima.com
Tu voluntad, Isabela, 
desasosegada y fría, 
tiene una helada mordaza 
que te aprisiona el alma. 
Tu corazón está yerto 
y tu boca, asfixiada, 
buscando aliento boquea 
entre las horas de plomo. 
Hay un caballo que corre 
en el fondo de tu entraña 
y que se encrespa y detiene 
porque las cinchas lo ahogan. 
Yo quiero darte, Isabela, 
libérrimos campos de aire 
infinitos como el mar 
para la sed de tus venas; 
las cadenas de tu pecho 
cortar quiero como herrero 
en mil pedazos mezquinos, 
con piadosa indignación. 
Clama a mi sangre, imperioso, 
tu grito de angustia; 
los ojos te lloran, secos, 
y anegan mis días. 
Yo desataré, Isabela, 
tus trabadas alas 
y emanciparé tu llama 
con la tempestad de mi afecto. 

lunes, 14 de enero de 2013

Amémonos, desnudos

Foto: fineartamerica.com
Amémonos, desnudos, 
hechas brasa nuestras almas 
en el tiempo de la verdad, 
mientras el inmundo idiota 
acumulador de riquezas 
y con el alma hueca 
desconoce nuestra felicidad. 

Amémonos, desnudos, 
no necesitamos nada, 
solo nuestros cuerpos despojados, 
nuestras bocas, que se juntan 
rebosando generosidad, 
la pasión rebuscando
los secretos de nuestra piel. 

Amémonos, desnudos, 
mostrando lo que somos con valor; 
la sinceridad de esta entrega 
no la comprenderán los cínicos 
cuyos cuerpos sin entraña 
copulan con la rapiña 
de quien no amará nunca. 

Amémonos, desnudos, 
aturdidos y gozosos, 
deshaciendo esta cama dulce; 
hijos somos de la primavera, 
nada nos ocultamos 
con el hipócrita y falso interés 
del astuto comerciante. 

Amémonos, desnudos, 
solo con nuestra esencia, 
nada más precisamos 
para alcanzar nuestros sueños; 
y aquel que a su corazón traiciona, 
vestido de insensatez, 
sepultado sea en sus botines. 

domingo, 13 de enero de 2013

Ardamos

Foto: elserconciente.wordpress.com
Ardamos, amor mío, 
ardamos tú y yo 
con el fuego más impuro 
y, en la noche que nos cela, 
que las llamas de nuestros cuerpos
aclaren la tiniebla viva. 
Ardamos, amor mío, 
en el infierno más bajo, 
y los crueles que condenan 
esta pasión de la sangre 
suban con sus almas frías 
al frío trono del cielo 
y entreguen sus flojos miembros 
a la exangüe y yerta molicie. 

Mañana tu mirada sonreirá

Foto: poemasmaspoemas.blogspot.com
Mañana tu mirada sonreirá, dulce, 
al contemplar el amanecer, 
eclosión de luz y color 
tras la fría noche que agobia tu ánimo. 
Mañana entrará por tu ventana 
el murmullo de la vida, 
que, como una cálida llama, 
traerá la esperanza que has perdido. 
Mañana, ya verás, mi amor será 
tu manantial abundante de dicha, 
la primavera olvidada 
en estas horas de invierno. 
Mañana, mi tierna niña, 
la brisa del mar se llevará 
las sombras de tu frente 
y un ángel desatará el nudo de tu alma. 
Esta bruma que ha apagado 
la sencilla alegría de tu corazón niño 
y te humilla con un beso de desprecio 
mañana ya no estará, mi amada, 
pues, con firmeza, el destino te empuja 
hacia la vida más venturosa. 

sábado, 12 de enero de 2013

Cuando ya no esté aquí

Foto: flickr.com
Bajo los cielos de abril, 
por los caminos que anduve, 
de repente florecidos, 
lleno de esperanza en ti 
aquellos días hermosos 
en que te empecé a querer 
con la inocencia y fulgor 
de aquel sol de primavera, 
caminarán muchas almas 
con el pecho enamorado 
cuando ya no esté yo aquí 
pero la miel no tendrán 
los labios del ser que adoren 
ni la sencilla inocencia 
su corazón anhelado 
de quien mi pecho habitaba. 

viernes, 11 de enero de 2013

Mi añoranza de ti

Foto: es.gdefon.com
Mi añoranza de ti 
es, en mi pecho, granizo 
y, en el alma, rayo que saja; 
es aire helado en mis venas, 
pena aterida y cuajada 
abierta al frío de afuera.
El anhelo que me hiere, 
la nostalgia de tu luz, 
del calor y la dulzura 
que tu regazo me trae, 
lleva soledad de mares, 
y, como invierno del ánimo, 
nieva mi entraña y le clava 
crudas agujas de hielo. 
Ven a mí, niña adorada, 
y, rozando con tus ojos 
la fragilidad de mi alma, 
tráele brisas de verano 
y líbrame de esta desolación. 

Correspondencia

Foto: http://es.dreamstime.com
Amada has sido sin interés, 
como lo más esencial 
y lo que más apremia; 
y, ahora, tu corazón me obsequia 
con un afecto tan noble 
que mi ansia incita, de entrega 
a tu insólita realidad. 
En ti, fundamento 
mi refugio y subsistencia; 
eres la luz de mi entraña 
y, acompañando mis pasos, 
das el sabor a mis horas 
de un beso de tus dulces labios. 
Esa hermosura tan plena, 
esa bondad infinita, 
ese alma tan delicada 
que idolatro sin medida 
enteras las tengo 
en lo más frágil del alma; 
son mías, solo mías; 
me las das cuando me dices 
que yo soy tu unicornio. 

jueves, 10 de enero de 2013

Siempre


Las veleidades del ánimo, 
algunas veces, yo sé, 
harán que te sienta lejos, 
tan lejos que olvidaré 
que es solo a ti a quien se debe 
lo más hondo de mi ser. 
Sentir mi corazón seco, 
algunas veces, podré, 
del manantial de calor, 
de la fuente de la fe 
que alienta este amor tan grande 
y alumbra este sumo bien. 
Pero, cautivo, mi pecho, 
por tu alma hermosa, se ve; 
en mis entrañas más hondas, 
supo tu raíz prender; 
eres el alto horizonte 
al que siempre he de volver 
y tu nombre es la esperanza 
donde está toda mi miel. 
Un frío en el corazón, 
algunas veces, yo sé, 
me distanciará de ti 
pero después volveré 
pues tú eres la luz del día 
y el agua para mi sed. 

miércoles, 9 de enero de 2013

Hoy no te siento en el pecho

Foto: uv.es
Hoy no te siento en el pecho, 
hoy mi corazón siente frío, 
hoy soy árbol abatido, 
bajo el influjo de un ánimo veleidoso. 
Hoy puedo sentir, 
en su vastedad infinita, 
el duro destino del hombre, 
el vacío que tiene dentro. 
Hoy la verdad quiere herirme 
con un martillo de hielo 
porque raíces no tengo 
para arraigar en tus venas, 
porque la muerte es helada 
como una noche de invierno, 
porque sumisión me piden 
pero dejan yerta mi sangre, 
porque solo hay silencio en el alma 
del hombre que sabe quién es. 
Quisiera sentir en mi aliento 
la dulzura de un amor 
que no venciera la muerte 
y, al cerrar mis ojos, encontrarme 
toda la felicidad que diste 
a mi desdichado ser 
pero al marcharme yo sé 
que el frío me lamerá la entraña 
y un sombrío sabor a despojo 
me atravesará las manos. 
Hoy no te siento en el pecho, 
hoy mi corazón siente frío, 
hoy soy árbol abatido, 
bajo el influjo de un ánimo veleidoso. 

martes, 8 de enero de 2013

Para los otros

Foto: taringa.net
Triste y solitario 
es el camino del hombre 
y su final 
es la amarga extinción 
de un universo encantado, 
árido y estéril para los otros. 
Pegado a su madre, 
con un sabor a cristales rotos, 
muere de hambre el niño pobre, 
tal vez hallando, 
en su delirio postrero, 
el codiciable afecto 
del más bello de los ángeles. 

Liviandad

Foto: 3djuegos.com
No estoy solo; 
muchas almas 
transitan junto a mí; 
muchas sonrisas 
se descubren ante mi presencia; 
muchos buenos sentimientos 
me salen al encuentro 
para que el dolor no me derribe. 
No estoy solo 
pero atormenta mi espíritu 
la amarga fatalidad 
de no ser fuego en los pechos. 

domingo, 6 de enero de 2013

La llama

Foto: universomarcelcluny.com
Tierna niña, ya sea por el hambre 
que a mi sangre despierta 
la debilidad incitante de tu forma, 
ya por el amor puro 
que la sencillez de tu espíritu 
me arranca en el pecho, 
ya por el inmortal afecto 
que ha nacido 
en nuestras almas hermanas, 
unidas por el destino, 
sin cesar busco tu regazo 
con ciego afán y ardiente fe 
como el de aquella 
a quien me debo entero 
y es parte irrenunciable de mi esencia, 
llama única que ilumina mi corazón 
con el fulgor del sol 
de un verano perpetuo. 

No he nacido príncipe

Foto: isamyworld.blogspot.com
No he nacido príncipe 
ni reinaré nunca sobre un pueblo, 
mi corazón es sencillo, como el de un niño, 
pero no se postra ante nadie. 
Duramente sembré la tierra 
y la obligué a darme sustento 
cuando, para mi alma asustada, 
todo el mundo era mi tirano; 
mil amarguras se asentaron en mi corazón 
y un frío horror me subyugó el alma 
cuando, para mi ser aprisionado, 
todo el mundo era mi rey. 
Pero hay noche para todo 
y un manantial de desprecio 
hacia la sombría vileza 
de las cadenas del Hombre 
brotó un día de mi pecho; 
supe que al hombre sumiso y bueno 
la muerte le encuentra solo, 
que todos sus buenos padres, 
reyes, jueces o capitanes, 
abandonan al ecce homo; 
¿qué vale un rey para un hombre 
si en su lecho final no le besa, 
con humildad, esas manos 
que con dolor le sirvieron? 
He partido el yugo que me uncía, 
he arrancado el velo a la arrogancia 
para contemplar su ruindad 
y, si me asquean 
los caudillos que conducen multitudes, 
no menos hiel siente mi pecho 
hacia la autoridad que se insinúa 
en los ánimos vulgares. 
Humilde es nuestro amor pero infinito 
pues en la libertad ha germinado. 
No he nacido príncipe, 
ni reinaré nunca sobre un pueblo, 
mi corazón es sencillo, como el de un niño, 
pero no se postra ante nadie. 

viernes, 4 de enero de 2013

Yo mismo

Foto: mayafonseca.blogspot.com
¿Habrá alguna vez 
un mundo tan dulce y dichoso 
en el que no cueste nada lograr 
dignidad, respeto y tierno afecto? 
La ira y la envidia contaminan 
el corazón del arrogante; 
la ruin vanidad le impele 
a conquistar la grandeza 
traicionándose a sí mismo. 
¿Habrá alguna vez 
un mundo tan dulce y dichoso 
en el que nuestro honor más alto 
sea tan solo ser como somos? 

jueves, 3 de enero de 2013

De sal

Foto: juanrickelme.blogspot.com
Mientras te gozo en mis brazos, 
mares eternos navego 
y, en la gracia de tu quilla, 
tanta sal hay, bella niña 
que me arde toda en el pecho. 
Sal es tu cuerpo infinito, 
sal, la ansiedad de tus manos, 
sal, tus labios, que me besan, 
sal, la noche que te alberga. 
De sal eres, vida mía, 
y, cuando me envuelves, sucumbo 
en la poderosa tempestad 
que causas a mis sentidos. 

miércoles, 2 de enero de 2013

Haz miel de mi anhelo

Foto: ayrim.wordpress.com
Haz miel de mi anhelo, amor mío; 
haz miel con tu boca, 
con tus manos y caderas; 
dame la dulzura infinita 
de tu pasión y tu ansia; 
deséame, búscame, 
amada entelequia de mi sangre. 

Haz miel de mi anhelo, amor mío; 
deja que encuentre en tus labios 
un puerto para mi corazón exiliado; 
recíbeme con tu cuerpo 
como si yo fuera su espejo; 
quiero toda tu dulzura 
esta noche tan incierta. 

Haz miel de mi anhelo, amor mío; 
tráeme luz en tu pecho, 
inflamado de rosas blancas; 
amor mío, haz miel de mi anhelo; 
ábreme tu ardiente regazo 
y hazme sentir que esperas de mí 
lo que solo a ti quiero darte. 

martes, 1 de enero de 2013

Nosotros

Foto: conplumaypapel.com
Las hondonadas más escondidas 
y las cimas 
que solo a mi carne dejas escalar, 
los fulgores ocultos 
con que me tributas y privilegias, 
formas palpitantes 
cuya perfección delibera mi deseo, 
son mi hacienda amada. 
Lo más dulce que habita nuestro corazón, 
infinita esposa, 
será por siempre 
un secreto para los demás.