domingo, 23 de diciembre de 2012

Solo en ti

Foto: artefamoso.com
No quiero mezclar mi sudor 
más que con el tuyo, 
ni volcar mi ímpetu de hombre 
más que en tu regazo incitante, 
ni tender hacia otra hembra 
el vigor de mi vena. 
No, Isabela, 
solo en ti, se buscan mis sentidos; 
solo en tu cuerpo, 
se refleja la pasión del mío. 
Tus olores me encadenan; 
tus besos atormentan, con dulzura, 
la fronda de nervios de mis entrañas; 
el tacto de tu carne, 
región predilecta de mi alma 
que mis dedos, palmo a palmo, 
reconocen en la oscuridad, 
espolea mi pecho, 
que quisiera ser mano, brazo, pierna, 
miembro 
y penetrar en ti. 
Tu materia, Isabela, 
es mi universo; 
más allá, 
se extiende un desesperante vacío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario