martes, 20 de noviembre de 2012

Azucena

naturalarequipa.webs.com
Tu corazón, Isabela, 
es una azucena blanca 
pues tu inocencia es tan pura 
y tu bondad es tan alta, 
tus sentimientos, tan dulces 
y tus acciones, tan sabias, 
eres tan clara y serena, 
tan cálida y sosegada 
que parece que florece 
en tu sencillísima alma 
una bellísima flor, 
sutil, recta y delicada. 
En la belleza perfecta 
de los rasgos de tu cara 
y en la gracia subyugante 
de tu figura delgada, 
se transparenta el dulzor 
de tu corazón de hada, 
azucena florecida, 
la reina de la mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario