viernes, 26 de octubre de 2012

Si yo me riera de un perro

Si yo me riera de un perro 
por sus orejas tan grandes 
y por su hocico tan largo, 
si yo me riera de un perro 
porque no lleva zapatos, 
ni come con la cuchara, 
si yo me riera de un perro, 
porque no tiene malicia 
y se me da todo entero, 
si yo me riera de un perro, 
con el desprecio en los ojos  
porque los perros son libres, 
mucho más libres que yo, 
tendría lodo en el alma, Isi,  
porque mi corazón, esclavo, 
se arrastraría en el cieno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario